El Programa Misioneros Voluntarios ofrece una capacitación básica a las iglesias locales, motivándoles a involucrarse y desarrollarse activamente en las misiones,  tanto en el área intercultural como en el área autóctona.